6 Consejos para conocer el estado real de un coche de segunda mano

¿Qué hacemos? ¿Quienes somos? ¿Tienes dudas? Empleo Contáctanos

QUÉ PUEDES HACER PARA CONOCER EL ESTADO DE UN VEHÍCULO ANTES DE COMPRARLO

Qué puedes hacer para conocer el estado de un vehículo antes de comprarlo

Si lo tuyo no son los conocimientos sobre mecánica y estás pensando en comprarte un vehículo de segunda mano, seguro que los tips que encontrarás en el siguiente artículo, te servirán para poder orientarte un poco. Lo mejor opción siempre es la de contratar un informe de Rolty primero, y después tomar una decisión sobre qué hacer, pero nunca está de más tener una mínima noción de ciertos aspectos mecánicos.

Cuántas veces nos hemos preguntado antes de comprar un coche de segunda mano a un particular, si estará en buen estado el vehículo. La verdad es que a todos aquellos que alguna vez nos hemos comprado un vehículo usado nos han surgido un montón de dudas en relación a este aspecto, y en la actualidad, la solución más fiable es contratar un informe de Rolty con el cual podremos tener un completo análisis con fotos y vídeos de cualquier coche sin tener que movernos de nuestro sofá. 

Quizás a alguno al principio esto de solicitar un informe a un perito experto en mecánica, le puede resultar un poco extraño, pero las ventajas son muchas, sin contar que no debemos desplazarnos hasta el lugar donde el vendedor vende dicho vehículo. Imagina el dinero que te puedes ahorrar entrando en la única web que evalua el estado mecánico de un coche y te hace llegar un completo informe a tu email.

Aún así, es importante conocer algunos pequeños detalles relacionados con el mundo del motor, ya que antes de adquirir un automóvil de segunda mano, es importante conocer su situación para poder regatear el precio llegado el caso en el que nos interese mucho.

Los mejores consejos para evaluar el estado mecánico de un coche de segunda mano

Como nosotros nos preocupamos mucho por nuestros clientes, creemos que es interesante para ellos, conocer una serie de trucos que siempre les van a venir bien para saber poder determinar cómo se encuentra el vehículo de segunda mano de un particular antes de comprarlo.

1.- Arrancar el automóvil en frío.

Este paso es importante realizarlo cuando el motor esté en frío, si por lo que sea el coche ha estado en movimiento, dejas el coche con el motor apagado durante 1 hora o quizás algo más para que se enfríe. Cuando el haya pasado ese tiempo, encendemos el coche y lo dejamos al ralentí durante unos minutos y afinamos el oído para ver si escuchamos alguna oscilación en las revoluciones del motor. En caso de que ocurra esto, que haya muchas variaciones de sonido, eso nos indicaría que el motor no está en muy buen estado.

2.- Poner el freno de mano.

Para hacer esta comprobación, necesitamos echar el freno de mano previamente para que el coche no se mueva. Acto seguido, procederemos a poner la tercera marcha e intentaremos sacar el coche con el embrague y el acelerador. Alguno se preguntará, y qué es lo que comprobamos con esto, pues el estado del embrague  y que el coche tenga la suficiente potencia como para salir.

3.- Circular por ciudad

Una prueba básica que se precie en toda prueba de un vehículo de segunda mano, es determinar cómo se comporta el coche circulando por ciudad. Aquí lo importante es que se pongan todas las marchas y ver que estas entren sin ningún problema. Deberíamos observar si hay pérdida de potencia entre cambio y cambio, si ocurriese eso, nos daría síntomas de fragilidad en lo que se refiere a la mecánica del vehículo.

4.- Rodar el coche por autovía

Tal y como dice el título del truco, debemos poner el coche a circular por la autovía a una velocidad elevada entre 90 y 120 kilómetros por hora. Es importante que el coche no transmita vibraciones en su interior ni tampoco haya desviaciones hacia algún lado. Rodando el coche, también podemos analizar si se producen ruidos que quizás con los otros trucos no hayamos podido darnos cuenta.

5.- Probamos la 5ª marcha de la caja de cambios

Aquí tenemos que meter la quinta velocidad cuando alcancemos los 70 km/h y acelerar de forma progresiva para poder evaluar si el motor del vehículo es capaz de recuperar la potencia de manera aceptable.

6.- Prueba de frenos

Siempre hay que tener un coche con unos buenos frenos, para no ir "cuesta abajo sin frenos", por ello tenemos que probarlos de forma adecuada. Para ello, deberíamos realizar una prueba de los frenos en la cual no tengamos tráfico cerca nuestro para evitar posibles accidentes, es decir, no tiene que haber tráfico. Básicamente vamos rodando a una velocidad tampoco muy baja, y pisamos el freno hasta el fondo para ver si estos actuan de forma correcta.

 

infografia trucos para conocer estado mecánico de un vehículo

 

¿Qué documentación debe de tener un vehículo?

Todo vehículo tiene que disponer de la siguiente documentación, la cual podrás pedir al usuario en cuestión:

a) Permiso de circulación

En este documento tenemos la oportunidad de verificar dónde fue matriculado el automóvil y en qué fecha concreta. Además podemos ver la matrícula y el número de bastidor (lo que vendría a ser como el DNI de un coche). Dicho número también se puede ver en alguna parte legible del motor y si queremos saber en qué país se fabricó, tenemos que fijarnos en el primer dígito (los que están fabricados en España empiezan por la letra "W").

b) Ficha técnica del vehículo

También es conocido como la tarjeta de inspección de vehículos, y se trata de un documento importante ya que los emiten los fabricantes de automóviles, importadores, representantes legales o también por las autoridades competentes en ITVs.

Esta tarjeta, denomidada comunmente como la de la "ITV", contiene toda la información relevante a los datos técnicos del motor (potencia, taras, pesos, motor, reformas, etc) y un aspecto importante a tener en cuenta es que todas las características que aparecen en ella, no se pueden modificar. Es necesaria una autorización para realizar una reparación de importancia o una reforma.

c) Libro de revisiones 

Es muy importante revisar con cautela este documento, en el cual podremos ver todas las revisiones que ha tenido el vehículo, y con qué kilómetros (reales) se encontraba el coche en cada una de esas inspecciones. También, comprobaremos el mantenimiento que ha tenido el automóvil. Normalmente, si un usuario particular ha llevado su vehículo al concesionario oficial, tendrá los sellos oficiales del fabricante aunque es cierto que mucha gente deja de pasarlas en estos sitios, y lo hace en talleres más cercanos a sus domicilios o de su confianza. 

Con toda esta información que os hemos facilitado, ya podéis haceros un poco a la idea de cómo puede estar un vehículo de segunda mano, pero para estar 100% seguros del estado mecánico de un coche, la solución para por un informe técnico online de Rolty.